March 5, 2021

Manly Quarantine

Healthy is Life

Sexo, Fertilidad y Cáncer de Mama

Entre la cirugía, la quimioterapia, la radiación, el estrés, el miedo y el agotamiento, el...

Entre la cirugía, la quimioterapia, la radiación, el estrés, el miedo y el agotamiento, el sexo puede ser lo último que tenga en mente. De hecho, puede que incluso se pregunte si alguna vez volverá a sentir deseo.

Es un gran problema, con estudios que encuentran que entre el 60% y el 70% de las mujeres que han tenido cáncer de mama experimentan problemas sexuales relacionados con el tratamiento. La causa podría ser la cirugía, quimioterapia, radiación y otras terapias. Pero a diferencia de las náuseas, la caída del cabello, el cansancio y otros efectos secundarios del tratamiento del cáncer, los problemas sexuales pueden no desaparecer cuando termina el tratamiento.

Es posible que presente sequedad vaginal debido a la falta de estrógeno, lidiar con problemas de imagen corporal después de una lumpectomía o mastectomía, experimentar bochornos (e insomnio como consecuencia) como parte de la menopausia precoz, o simplemente sentirse demasiado agotada para siquiera pensar en el sexo.

Desafortunadamente, muchas sobrevivientes de cáncer de mama con problemas de salud sexual sufren en silencio y sus problemas no se tratan. Esto puede tener un impacto profundo en la calidad de vida.

El sexo no se trata solo de tener relaciones sexuales. También se trata de intimidad y cercanía, tocar, abrazar, besar, acariciar y masajear. Todos estos son componentes importantes en una relación saludable y algo que probablemente necesite ahora más que nunca. La intimidad también puede eventualmente llevar al sexo – o no. Es importante ser honesto con su pareja acerca de dónde se encuentra en el recorrido y que ambos estén dispuestos a recorrerlo juntos.

También es importante hablar con su proveedor de atención médica (HCP, por sus siglas en inglés). No espere a que le mencionen los problemas de salud sexual. Por más difícil que sea, debe mencionar el tema para asegurarse de conocer los tratamientos disponibles. Existen distintas terapias disponibles que incluyen terapia sexual, fisioterapia del piso pélvico, dilatadores, humectantes y lubricantes, terapias con prescripción y terapia con láser.

Si encuentra que su médico de cabecera no puede abordar sus inquietudes de forma adecuada, solicite una referencia. Si la imagen corporal juega un papel en su problema, un buen terapeuta puede ayudarlo a sentirse más aceptada por su cuerpo, así como a hablar sobre cualquier tema relacionado con el deseo y la intimidad. Existe ayuda disponible y no necesita sufrir en silencio.

La fertilidad después del cáncer de mama

Aunque la mayoría de las mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama después de la menopausia, entre el 6% y el 10% de las mujeres son diagnosticadas a los 44 años o menos, y muchas de ellas todavía quieren tener hijos. Sin embargo, los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia, pueden afectar la fertilidad e incluso hacer que las mujeres tengan una menopausia precoz.

Afortunadamente, existen diversas opciones para ayudar a proteger o conservar la fertilidad. Estas incluyen congelar sus óvulos antes de empezar el tratamiento, usar medicamentos que pueden ayudar a proteger los ovarios (aunque la evidencia al respecto es mixta) y someterse a una fertilización in vitro y congelar los embriones resultantes antes de iniciar su tratamiento contra el cáncer.

Dado que su cirujano u oncólogo se enfoca en el tratamiento de su cáncer, es posible que una futura fertilidad no sea algo que piensen en discutir con usted. Es importante que aborde el tema y exprese sus preocupaciones. Su médico de cabecera debería poder referirla a un especialista que pueda explicarle sus opciones y ayudarla con esta difícil decisión.

Este recurso fue creado con el apoyo de Merck, Daiichi Sankyo y Sanofi Genzyme.

Source link